Mafalda

Es casi obligatorio contar los días: unos porque esperan con ansias la llegada del nuevo curso, otros porque se resisten a dejar atrás las vacaciones. A los primeros siempre alguien les dirá que quien se desespera por comenzar las clases luego añorará que acaben; para los segundos el consejo suele ser que aprovechen los años de estudiante porque serán los mejores de la vida.

En cualquier caso y a pesar de los matices el (re)encuentro con la universidad nunca pasa desapercibido, más aun si la cita tiene por sede la Facultad de Comunicación, que supera este curso los 934 estudiantes de nuevo ingreso: 43 de Periodismo, 495 de Ciencias de la Información (CI) y 416 de Comunicación Social (CS). La matrícula total de CI y CS contempla a los alumnos del curso regular diurno, por encuentros y la novísima modalidad a distancia.

Nuevos Ingresos

 

Así, septiembre golpea nuestras puertas, y FCOM las abre para recibir a casi mil estudiantes de nuevo ingreso ansiosos todos por formar parte de la extensa familia feconiana. Con el advenimiento de un nuevo 1er año comienza un reto mutuo: por un lado ellos deben adaptarse al rigor y la vorágine de la vida universitaria; y por otro, el claustro de profesores pone en práctica tras meses de trabajo continua con la aplicación  del novísimo Plan E que se extiende a segundo año. 

Si bien ha habido reducciones en el número de asignaturas con respecto al plan vigente para los otros años académicos, el nuevo modelo docente-educativo, ahora de solo 4 años, no significó la supresión de asignaturas sino la integración de los contenidos de varias de ellas.

Además el Plan E fue diseñado para que el estudiante pueda integrar teoría y práctica cotidianamente y no solo al finalizar cada semestre. La maya curricular contempla una asignatura llamada Práctica Laboral Integral Sistemática una vez a la semana, y además habrá una práctica concentrada. O sea, que los estudiantes van a tener primero un proceso de familiarización con el entorno laboral y luego estarán  insertados todo el tiempo tanto en proyectos, iniciativas, experiencias. Eso les permitirá ver como se ponen en práctica los contenidos e ir participando en soluciones, aprovechando las competencias que les da el plan de estudio desde el principio.

Pocos saben a ciencia cierta lo que encontrarán bajo los brazos del Alma Máter. Tampoco lo sabían bien quienes en otros años apostaron por la aventura universitaria. Sin embargo,  lo más importante es que la mayoría sigue convencido de haber tomado la decisión correcta, el entusiasmo con el que acudieron al proceso de matrícula lo denota. 

Sin dudas, iniciarse en la universidad es un reto, pero a pesar de los nuevos cambios y las dudas que puedan generarse; el claustro de profesores, la FEU y los alumnos continuantes haremos todo lo posible para que se enamoren desde el inicio de la vida académica, cultural, científica y deportiva de la facultad; que se enamoren de FCOM. En este punto, aprovechamos para recordar los cinco pasos para ser un feconiano auténtico.

Infografia 5 pasos para ser un aunténtico feconiano

 

Pero no solo para los nuevos estudiantes el curso 2018-2019 pronostica novedades. Los feconianos más veteranos se toparán con una facultad aún más hermosa y renovada, donde la próxima inauguración y apertura de un nuevo laboratorio tecnológico y la continuidad del trabajo en el estudio de Radio y Televisión permitirán a los estudiantes un mayor aprovechamiento de sus propias potencialidades así como ampliar sus posibilidades de participación en proyectos extensionistas y de desarrollo encaminados a la construcción de la universidad soñada.

En cuanto a las proyecciones del trabajo educativo para este curso, Armando Franco Senén, Jefe de trabajo educativo FCOM aseguró que se trabajará en base a las propuestas que hagan los propios estudiantes a partir de sus intereses, siempre velando por una formación integral a la que contribuirá el aprovechamiento de los nuevos espacios y los proyectos que ya existen. “Nos proyectamos una mayor integración entre los diferentes movimientos extensionistas y las organizaciones, que podamos trabajar de conjunto en acompañar el proceso académico y generar un clima agradable para estudiantes y profesores”.

Este es solo el inicio del camino, damos así la  bienvenida a quienes ya están y quienes comienzan ahora, y los convidamos a continuar AMANDO y HACIENDO por este lugar donde las siglas FCOM no definen a una simple facultad de la Universidad de la Habana, sino a un hogar, una familia, un estado del alma.