Culminacion de estudios curso 2019-2020

Por Osvaldo Pupo Gutiérrez, estudiante de 1er año de Periodismo

La exposición de la tesis está entre los momentos más esperados y temidos por los universitarios, quienes experimentan una amalgama de sensaciones difícilmente comprensible, pero que tras concluir deja un sabor a satisfacción, a sueño cumplido.

defensas de tesis curso 2018-2019

Defensas de tesis del curso anterior. Foto: Tomada del Facebook de Alejandro Benítez

Algunos, incluso, visibilizan esas últimas vivencias de la universidad desde que dan el primer paso sobre la escalinata y aunque entonces el día de las diapositivas, el traje, la tensión, el jurado expectante… parece bien lejano, la propia academia atestigua cuán rápido suele ser el tránsito por sus aulas y pasillos.  

En esta ocasión, la pandemia de coronavirus impide a los estudiantes de último año colmar de ímpetu y nerviosismo los salones de conferencias de la facultad; sin embargo, los fututos periodistas, comunicadores y cientistas de la información no dejarán de desafiar con ingenio a su tribunal y su oponente, luchar por el puntaje más alto y revelar sus resultados.

La vicedecana docente de la Facultad de Comunicación (FCOM) de la Universidad de La Habana, doctora Yanela Soler Más, explica cómo ocurrirá el proceso de culminación de estudios en un contexto signado por el rebrote de la epidemia de COVID-19.

defensas de tesis curso 2019-2020

Defensas de tesis del curso anterior. Foto: Tomada del Facebook de Alejandro Benítez

—¿Cómo enfrentaron la nueva situación sanitaria los estudiantes de último año y sus tutores?

Desde que se detuvo el curso 2019-2020, los tutores y los estudiantes siempre tuvieron claro que el ejercicio de culminación de estudios debía seguir en desarrollo. Había que adaptarse a la nueva situación, seguir las orientaciones del Ministerio de Educación Superior y de la Universidad de La Habana.  

Muchos de los trabajos de diploma se gestaron desde tercer año, cuando el plan D impartió la asignatura Metodología de la Investigación y los estudiantes coordinaron con sus posibles tutores, lo cual constituye una fortaleza. Por eso, en el mes de marzo las investigaciones mostraban un importante avance. Además, en enero ocurrieron las predefensas, ejercicio que perfila el rumbo de las tesis.

El intercambio continuó, al aprovecharse todas las vías posibles (llamadas telefónicas, SMS, WhatsApp, correo electrónico), pero supuso un reto porque siempre decimos que es importante el diálogo tutor-tutorado para discutir puntos de vista cara a cara. Sin embargo, hubo que ajustar los modos tradicionales para enfrentar la dirección de un ejercicio como este, gracias a la tecnología y la práctica de un modelo de consultas a distancia, cuyos frutos prontos se verán.

defensas de tesis estudiantes extranjeros

Defensas de tesis de extudiantes extranjeros este curso. Foto: Tomada del Facebook de FCOM

—Conocimos de la exposición de tesis y graduación de los estudiantes extranjeros, ¿cómo transcurrieron esos momentos?

Una vez que los estudiantes extranjeros tuvieron su tesis culminada, los departamentos involucrados organizaron la evaluación oral. Los tribunales recibieron las tesis vía electrónica con tiempo, como está establecido, además, los oponentes jugaron su rol con la seriedad y el compromiso que siempre ha caracterizado este procedimiento.

Este proceso transcurrió con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad. Los estudiantes presentaron trabajos de diploma de calidad y tuvieron buenas oponencias.

—¿Cómo serán evaluadas las investigaciones de los estudiantes cubanos?

La evaluación de las tesis transcurrirá vía digital. Los estudiantes las entregarán hasta este 11 de septiembre a los tutores, quienes las socializarán con el tribunal organizado por los departamentos y el oponente. Entre estos últimos se crea una dinámica de trabajo para compartir opiniones, interrogantes y sugerencias sobre la investigación. Cada profesor ha seguido de cerca a su tutorado y todos van a entregar, incluso, en algunos departamentos ya están completos.

Cada tribunal y oponente enviará sus preguntas a los estudiantes, quienes en un plazo de 72 horas deben responderlas por correo, WhatsApp o teléfono fijo. Sobre la base de la calidad de las respuestas, el tribunal delibera y elabora un riguroso informe —a partir de un modelo para estos fines—, donde plasma la nota y justifica el porqué, así como las sugerencias con vista a futuros ejercicios similares.

Tanto el oponente como el tutor elaboran y socializan entre el tribunal y el estudiante sus informes, donde indican los méritos e insuficiencias de la tesis y se hace una valoración del desempeño del estudiante durante el proceso. Una vez que reabra el curso escolar, se imprimirán y firmarán todas las actas e informes que estarán contemplados en los expedientes.

—¿Qué sucederá con las otras formas de evaluación para culminar estudios?

En su mayoría, las tesis para la producción pertenecen al departamento de Periodismo, que lidera esta modalidad de culminación de estudios en la facultad. En el curso 2019-2020 son de la disciplina Comunicación Audiovisual, aunque también hay por Periodismo Impreso y Agencias.

La llegada de la pandemia a Cuba detuvo algunas de estas producciones. Hubo estudiantes que se quedaron a mitad de rodaje cuando La Habana entró por primera vez en fase de transmisión autóctona limitada, otros habían coordinado entrevistas que no pudieron realizar en ese momento, algunos estaban más avanzados, pero no podían trasladarse al canal o la emisora que le producía su documental para editarlo. En el caso de los libros de entrevistas, muchos se propusieron hacer 14, pero tuvieron que repensar la cantidad.

Sin embargo, adelantaron la memoria escrita de la tesis y aprovecharon cuando la capital entró en la primera fase para hacer las coordinaciones y entrevistar, filmar o editar sus trabajos. Ya se pueden ver resultados. El pasado lunes de 7 septiembre, el espacio Mesa Redonda hizo la premier del documental Camacho, una historia en primera persona, de la estudiante de quinto año Karina Rodríguez, el cual es precisamente su tesis de graduación.

La otra forma de evaluación es el examen estatal, para el cual los estudiantes, principalmente de la carrera Ciencias de la Información, se han preparado durante estos meses. En esta ocasión, se harán de manera virtual, con temario y estudios de caso que se enviarán por correo. Los estudiantes lo responderán por escrito, con requisitos definidos por la comisión de carrera, en un documento que no exceda las diez cuartillas y respete las normas de citación de las fuentes bibliográficas consultadas para elaborar las respuestas.

—¿Estas variantes adoptadas para la culminación de estudios le restan su tradicional rigor a ese proceso?

Por el contrario, esta experiencia demuestra que se puede trabajar con rigor, aun a distancia. Se ha creado una dinámica muy bonita y respetuosa entre todos los implicados, gracias al diálogo permanente entre todos los tutores, que en otros casos hacemos de oponente y de tribunal.

En estos momentos, hay muchas tesis en manos de los miembros de los tribunales, quienes las leen e intercambian ideas entre ellos. Un ejercicio como este siempre desata la discusión científica en torno a un tema determinado, incluso cuando se trata de tesis para la producción, pues estas siempre parten de una apropiación teórica. Ese debate, en el que se involucra, además, el estudiante con sus aportes, sus puntos de vista sobre bases científicas fundamentadas, no se verá lacerado porque se haga de forma digital.