San Valentín

Por Kevin Soto Perdomo, estudiante de primer año de Periodismo

El fin de la primera quincena de febrero se acerca con el preludio de la primavera, temporada del año llena de significado para los enamorados, y aunque en Cuba las estaciones no se aprecian con facilidad, los cubanos sí sienten la analogía entre lo primaveral y la fecha del amor.

Si se escarba en la historia se podrá encontrar que en la antigua Roma los soldados no se podían casar debido a que el Emperador Claudius Aurelius Marcus Gothicus, consideraba el matrimonio como una traba para los militares. Además, los soldados casados y con familia suponían más gastos para el imperio.

San Valentín

Sin embargo, muchos se casaron en secreto gracias a la obra del cura Valentín, quien tenía una fe incondicional en el amor. La empresa del padre duró varios años, pero debido a un descuido el emperador se enteró y encerró al cura. Posteriormente, el 14 de febrero del año 270 después de Cristo, fue ejecutado.

No obstante, antes de ser este sentenciado, un oficial llamado Asterius le pidió al padre que curara a su hija de una ceguera repentina. Valentín, quien también era médico, atendió a la muchacha y la curó de su padecimiento. Años después de la ejecución del cura, como muestra de su agradecimiento, la joven comenzó a visitar todos los 14 de febrero la tumba de Valentín. La práctica se hizo común entre las personas y así se convirtió dicha fecha en un símbolo del amor. Mucho tiempo después la iglesia lo canonizó y la fecha se instauró de manera oficial como Día de San Valentín o Día de los enamorados.

En la actualidad se celebra esta efeméride en la mayoría de las naciones del mundo y es una de las festividades más famosas y reconocidas internacionalmente.

Julio Cortázar

El 14 de febrero es la fecha del amor. Las personas aprovechan este día para decir cuánto quieren a alguien, para profesarle su amor a los demás. Pero no se debe perder de vista que días para amar son los 365 del año.