premio científico

Por: María Karla González Mir, estudiante de Periodismo

Dice haberse enamorado de la investigación cuando en primer año de la carrera de Ciencias de la Información, una de las asignaturas –aunque su nombre intimidara- la cautivó. Devino así, Introducción a los Métodos y Técnicas de la Investigación, el pretexto que la encaminara por un sendero del que ya ni quiere ni puede deslindarse.

Desde aquel entonces varios Fórums Científicos, Ferias de Ciencias, proyectos y eventos como INFO e ICOM sucedieron. Se destacó como organizadora y partícipe de esos escenarios en los que, junto a otros, compartía con ímpetu; lo que al inicio formaba solo parte de la vida estudiantil, resultó su pasión.

Han pasado algunos meses desde que nuestra facultad la graduó con orgullo. Sin embargo, Niliek Silva Alés no ha abandonado sus espacios. Mientras asume el reto como profesora guía del nuevo grupo de CI e imparte clases en segundo, se prepara para comenzar con el nuevo año su maestría, beneficio de obtener el Mérito Científico que otorga la Universidad de La Habana.

Niliek2

-Con la trayectoria de FCOM en los ámbitos de Cultura y Deporte, ¿por qué decantarse por la investigación?

“La investigación, más que nada, es muy personal; es algo más concebido que conlleva no solo un proceso creativo, sino también una mentalidad enfocada en hacer ciencia con un objetivo determinado para garantizar beneficios a muchas personas o a entidades. Es necesario interiorizar lo importante de la investigación que hacemos y luego enamorarse de ella.

“Quizás bailar no se te da tan bien, pero bailas; incluso no eres buena deportista y aun así puedes correr 100 metros. Pero si no estás motivado a investigar, no te sale. Desde que entré en la facultad disfruté mucho hacerlo y me enamoré, con todo lo que ello traía consigo. No tenía otra explicación. Ese era mi camino”.

Construir o deconstruir determinados fenómenos a partir del conocimiento adquirido, confluir en diversos espacios con expertos, elaborar saberes conjuntamente y visibilizar el trabajo realizado, fueron algunas de las principales motivaciones de su nueva trayectoria.

Mientras integraba el estudiantado formó parte del proyecto Biblio para la reconstrucción del catálogo de la biblioteca y la actualización del repositorio de la facultad; Biblioteca Pública y Comunidad, orientado a estimular actividades dentro de estos espacios a partir del imaginario social que se tiene de ellos ; Web 2.0 y Acceso Abierto.

Con el tiempo el abanico de opciones la llevó a asumir la dirección de Docencia e Investigación de nuestra FEU: “Fue una experiencia única, pues ya no era solo investigar para mí, para la facultad o a partir de una clase. Era crear una conciencia y un movimiento investigativo que, realmente y hasta el momento, es aún una utopía”.

-¿Y qué crees que no está funcionando?

“En FCOM todavía no existe una cultura de investigación porque no están bien articulados los procesos. Hay tan solo unos pocos interesados en hacerlo todo y cada vez menos personas se sensibilizan con el tema, ya sea porque no lo entienden, no les interesa o porque las dinámicas de vida les llevan a otra parte”.

Si bien nuestra casa de estudios es reconocida por los lauros en Festivales de Cultura y el entusiasmo en el deporte –pues no somos los más duchos-, ambas esferas han acaparado el protagonismo, relegando el campo de la investigación a un plano donde existe, en comparación con los otros, menor participación y énfasis.

Las Puertas Abiertas y Ferias de Proyectos devienen espacios idóneos para despertar y fomentar el gen investigativo: “Cuando le damos la bienvenida a los estudiantes de nuevo ingreso, le dedicamos más tiempo a hablar de cultura, proyectándoles videos del festival y motivándolos con el lema La Copa o la vida. Se le otorga solo un breve tiempo a difundir toda la relatoría investigativa de la facultad”.

“Sí hay un interés por investigar, pero aún carece de protagonismo”, asegura. 

No obstante, Niliek Silva destaca los dominios generados para el desarrollo de profesores y educandos en este campo, entre los que se encuentran, más allá de la esfera física, la publicación de artículos en revistas científicas -ALCANCE- y otras indexadas en importantes bases de datos como SciELO.  

Asimismo, resalta los buenos resultados de nuestros estudiantes en eventos de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), de los Comunicadores Sociales y de la Sociedad de Ciencias de la Información (SOCI).

“El curso pasado cinco alumnos optaban por el Mérito Científico, para el cual debes tener 50 puntos de trayectoria investigativa acumulados a partir de exámenes de premios, participación en eventos nacionales e internacionales y fórums. Pero incluso, en ocasiones, no se conocen a profundidad estas opciones y cómo alcanzarlas. Esa es la principal barrera: no conocer”, explica.

Niliek3

-¿Qué hacer entonces? ¿Qué necesitamos?

“Una de las principales fortalezas radica en la motivación que pueden generar los profesores visibilizando las posibilidades y caminos que permite la investigación; participar en programas de radio y televisión donde podamos compartir sus ventajas y logros.

“Necesitamos motivación, disposición y colaboración entre cada departamento. Nos hemos mantenido por muchísimo tiempo cada uno en nuestro pedacito, defendiendo nuestra ciencia. Hablamos de transdisciplinariedad, pero existen pocas investigaciones colaborativas entre las carreras, los escenarios los tenemos muy monopolizados y las disciplinas muy cerradas por miedo a que se desdibujen las líneas entre ellas. Es un cambio que debe ser poco a poco, pero debe ser, porque si no se convierte en un discurso vacío. La facultad es más que eso. Aquí venimos a hacer ciencia, ciencias de la comunicación”.

Resultan, entonces, más valiosas y creíbles las pequeñas acciones que se hacen de a poco, que el discurso que se vende. Organizar un evento científico o de cualquier tipo comprende, en muchas ocasiones, permanecer en FCOM hasta altas horas de la noche y, en gran medida, de la disposición y sentido de pertenencia de los escolares.

De investigación, dificultades y metas…

El camino al éxito no es sencillo. Las doce pruebas de Hércules pueden parecer pocas cuando de investigar se trata. El ruido informacional resultado de un exceso de datos que se tornan complejos de manejar; la incomprensión del fenómeno en cuestión y su abordaje; la fragmentación y acaparamiento de saberes; el apoyo y el reconocimiento recibido o no, constituyen solo algunos de los trabas a enfrentar.

Pero Niliek no se detiene. Nunca lo ha hecho. Para ella investigar es uno de las sendas más directas y sabias para llegar a una gran preparación como profesional, no solo en aras de contribuir a las Ciencias de la Información en Cuba, sino, principalmente, a su crecimiento personal: “Como diría alguien: ser el cambio que uno quiere en el mundo”, comenta.

Es por ello que esta joven decidió quedarse en FCOM, también es su casa: “Existen pocos centros donde siendo adiestrada y pasando el Servicio Social te dan rienda suelta para superarte momentáneamente. Vivimos escenarios en los que se necesita un progreso constante y la facultad da eso: tiempo para la auto-preparación y enriquecimiento a partir de todos los expertos que aquí confluyen”.

Asegura que no transcurre nada en su vida sin que medie lo aprendido en su profesión. Considera a las CI como el alter ego que puede haber en ella. Continúa vinculada a los proyectos de nuestra sede, aunque ahora expande sus horizontes.

“Pertenezco al proyecto INFOGEO, articulado en conjunto con el Instituto de Geografía Tropical para conformar sistemas de información en aras de facilitar la toma de decisiones. Participo en talleres de jóvenes profesionales auspiciados por la SOCI y aspiro vincularme a otros en la Facultad de Física o de Matemática y Computación”.

-Planes futuros…

“Seguir haciendo ciencia. Contribuir al cambio, a la evolución que todos queremos. La meta ahora es, antes de los 30 años, ser doctora. Cada quien tiene su tiempo y considero que el mío es ese; existo para eso. Me he enamorado de la investigación y los tropiezos no han sido nada porque al final ha valido la pena.

“No importa por donde hayamos empezado, lo importante es todo lo que seamos capaces de construir con las pequeñas partes. Es una utopía, pero sueño con que en algún momento en nuestra facultad también se diga La Investigación o la vida”.

Niliek4