cronistas en Cienfuegos

Por: Liannet Gómez Abraham, estudiante de segundo año de Periodismo

La Facultad de Comunicación nuevamente dejó su impronta. Esta vez se aventuró en el mundo de las narraciones y los relatos, contó historias reales desde los trazos más sencillos hasta las voces más sabias.

Una semanas atrás publicabamos la nota "Orgullo feconiano", donde anunciábamos que entre los finalistas que concursarían en las secciones finales del XII Edición del Evento Nacional de la Crónica “Miguel Ángel de la Torre” en Cienfuegos se encontraban tres de nuestras estudiantes de 2do año de Periodismo:  Amaya Rubio, Maria Claudia Baliño y Sabrina López

La Perla de Sur recibió a FCOM con brazos abiertos, con espíritu de aprehender al periodismo literario. Conocimientos, anécdotas, vivencias; así supieron estos días, en los que más de 50 trabajos feconianos desafiaron la combinación de las palabras para profundizar en nuevos quehaceres periodísticos. Confluyeron frescas ideas: fusión de las dinámicas de la Academia y las ansias de crear.

“Somos un antes y un después luego de Cienfuegos. En realidad, hay potencial en el país y ganas de hacer un periodismo mucho más atractivo”, expresó Amaya Rubio, de segundo año de Periodismo, quien obtuvo el Premio en la categoría de estudiante.

“El concurso mostró, además, las esperanzas de los profesionales por transformar y mejorar el género de la crónica para hacerle llegar a los lectores trabajos más completos. Fue escenario de intercambio y aprendizaje”, concluyó.

Un espacio para el diálogo, eso fue el concurso, un lugar para reflexionar y hacer florecer los mejores propósitos de los profesores más experimentados, de jóvenes egresados y de aquellos que ahora empezamos, comentaron sobre su experiencia María Claudia Baliño y Sabrina López, también estudiantes de segundo año de Periodismo y con mención en el género.

Pero FCOM estuvo presente de cierta manera en los reconocimientos a los profesionales, pues periodistas de reciente graduación obtuvieron galardones. El premio fue para Darío Alejandro Escobar, director de la Revista “Somos Jóvenes”, mientras la mención se le asignó a Jesús Jank Curbelo, reportero del diario Granma.

El campo académico igualmente se hizo sentir. Se presentaron las ponencias; La crónica, el continente a llegar, de la Doctora Iraida Calzadilla; La crónica y el alto riesgo, del Doctor Roger Ricardo y El mar en que navegan nuestras crónicas, del Master Jesús Arencibia. Las exposiciones coincidieron, asimismo, no solo en la necesidad de rescatar el género periodístico, sino en la importancia de abordarlo desde los medios y centros docentes.

La Facultad, esa que forma a periodistas, comunicadores y cientistas de la información, ganó experiencias, sorteó desafíos. Apostó por navegar entre las mareas de la sabiduría y los caminos distintos.

FCOM hoy es el timonel del gran barco que impulsa los sueños, la guía de quienes comparten anhelos y aspiran crecer para forjar nuevas trayectorias en el arte de contar.