ICOM 2017 inauguracion

Más de 400 investigadores de una veintena de países se han dado cita por estos días en la Habana, convirtiendo a Cuba en epicentro de las reflexiones sobre la información y la comunicación, en tiempos en los que estos campos intervienen significativamente en la gestión del desarrollo social y el progreso tecnológico.

El motivo de reunión es el IX Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Información y la Comunicación (ICOM 2017), el cual quedó oficialmente inaugurado este 13 de noviembre en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Presidieron la inauguración; Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura; José Ramón Saborido, Ministro de Educación SuperiorGustavo Cobreiro Suárez, Rector de la Universidad de La Habana; Raúl Garcés Corra, Presidente del Comité Organizador; Aixa Hevia González, Vicepresidenta de Unión de Periodistas de Cuba; Zenaida Costales Pérez, Vicepresidenta ejecutiva del Comité Organizador y Gloria Ponjuán Dante, Presidenta del Comité Académico.

image
Presidencia de la ceremonia inaugural

 

Con las palabras de Decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y presidente del Comité Organizador del Evento, Dr. C Raúl Garcés Corra, quedó oficialmente inaugurado el evento. Publicamos íntegramente el discurso inaugural:

“El pensamiento científico es hijo del debate y la confrontación de ideas". Discurso inaugural del Dr.C Raúl Garcés, Presidente del Comité Organizador ICOM 2017 y Decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Refiriéndose al papel de las Universidades en la sociedad, José Martí, el más universal de todos los cubanos, dijo alguna vez: “En el periódico, en la cátedra, en la academia, debe llevarse adelante el estudio de los factores reales del país El premio de los certámenes no ha de ser para la mejor oda, sino para el mejor estudio de los factores del país en que se vive”.  Martí, como sabemos, fue un hombre del siglo XIX, pero es en realidad un hombre de todos los tiempos. Sintetizó en sus ideas lo mejor del pensamiento precedente y específicamente en torno a la educación enalteció lo que una tradición liberal había concluido, a través de figuras como José Antonio Saco, José Agustín Caballero y José de la Luz.

Vivimos, por suerte, en un país que comprendió tempranamente el protagonismo de las universidades en la vida social. La Educación Superior no puede estar conformada por instituciones enclaustradas en sus predios, ni por estudiantes encerrados en aulas y laboratorios, ni por profesores ajenos a la transformación potencial de la realidad. El pensamiento científico no se construye sobre la base de adoctrinamientos, sino de debate, de confrontación de puntos de vista, de intercambio de nuestras experiencias con las experiencias de otros, de sensibilidad para entender que los problemas del país y del mundo son también nuestros problemas y las soluciones que encontremos no caerán del cielo, sino que deberían ser concebidas, gestionadas e implementadas por nosotros mismos.

La Universidad está llamada a subirle la parada al país y el país está llamado a subirle la parada a la Universidad: demandarle propuestas, convocarla a participar activamente en procesos de cambio social, acelerar desde ella ecosistemas innovadores, que generalicen buenas prácticas, estimulen la modernización de las empresas y la administración pública, consoliden nuestro modelo de desarrollo.

Llegamos a ICOM 2017 en un momento excepcional para que los vínculos entre Universidad y Sociedad en Cuba, se hagan cada vez más fuertes. Cientos de científicos, profesores investigadores han sido convidados a pensar el desarrollo cubano. El diseño de ese desarrollo hasta el año 2030 fue y está siendo discutido por amplios sectores sociales, y se le entiende como un programa dialéctico, dinámico y no como una camisa de fuerza. El socialismo cubano es suficienmente maduro como para saberse parte de un proceso en construcción permanente, y no como un cúmulo de verdades terminadas, inamovibles y, por eso mismo, dogmáticas.

¿Es posible concebir el desarrollo al margen de la Información y la Comunicación? ¿Cómo evitar los retrasos en la construcción de una sociedad red, dentro de una época estructurada como nunca en redes? ¿Son la información y la comunicación dos componentes más del desarrollo, o más bien plataformas centrales a su gestión? ¿Se les puede seguir viendo como campos separados, cuando la realidad demanda soluciones cada vez más interdisciplinares?

En torno a estas y otras muchas preguntas gravitarán las discusiones de estos días. No las desaprovechemos. Sabemos que no solo necesitamos sociedades más informatizadas y mejor conectadas, sino también –y acaso más importante- un profundo cambio cultural.O cambiamos la mentalidad, o corremos el riesgo de sufrir una suerte de “trauma adaptativo” de consecuencias indeseadas para la gestión participativa del futuro de nuestras sociedades.

Antes de terminar quiero agradecer sinceramente a todos los que aceptaron nuestra convocatoria: personalidades del mundo académico reunidos en la Habana sin otro interés que participar en estas discusiones. Quiero agradecer a todos los participantes cubanos y de otras nacionalidades, que se han dado cita en La Habana. Agradezco por último a los patrocinadores, a todos, a las empresas cubanas, al sistema de Naciones Unidas, a la Unión Europea, a las embajadas de Francia y Reino Unido,y a todas las organizaciones que contribuyeron a hacer de ICOM una realidad.

Queridos amigos:

Siéntanse como en su casa. Bienvenidos todos a ICOM 2017.

image
Raúl Garcés Corra, Presidente del Comité Organizador y Decano de FCOM

 

Hace ya más de 20 años, en 1996, se realizó el primer evento ICOM. Desde entonces, es el único evento de su magnitud en el país que se propone integrar de manera crítica, los campos académicos, científicos y profesionales de la información y la comunicación.

En este noveno Encuentro, el tema que conducirá los debates será Sociedad, entornos laborales y universidad: miradas transdisciplinares desde la información y la comunicación”, especificó entre otros detalles del programa la doctora Gloria Ponjuan Dante, Presidenta del Comité Académico de ICOM 2017.

image
Gloria Ponjuán Dante, Presidenta del Comité Académico.

 

Según se había anunciado, la primera jornada de ICOM 2017 prosiguió con la conferencia Magistral “La sociedad digital y el imperio de la vigilancia”, dictada por el doctor Ignacio Ramonet, quien reflexionó acerca de cómo los medios forman y consolidan la opinión pública, lo cual tiene notables implicaciones en el concepto actual de democracia. Es por eso que junto al poder legislativo, judicial y ejecutivo, la opinión pública se ha convertido en el 4to poder, señaló el académico.

“Hoy con Internet se está viviendo una desmasificación de los medios de masa. Supuestamente, Internet llegó para liberar al individuo de los medios dominantes, nos iba a dar la posibilidad de escoger frente a los diferentes discursos mediáticos. ¿Pero qué ha pasado en realidad con Internet hoy? Esas promesas de un Internet liberador, que proporcionaría independencia, no se han cumplido. Internet se ha centralizado y cada vez más dependemos de determinadas empresas que tienen como base de su funcionamiento vender usuarios a los anunciantes. Esto quiere decir que Google, por ejemplo, se queda con lo que decimos, con lo que hacemos, y luego lo utiliza”

image
Ignacio Ramonet, Doctor en Semiología y en Historia de la Cultura por la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París, Francia. Director de Le monde diplomatique en español.

 

Tras la intervención del periodista francés, fueron presentados fragmentos del documental “Detrás del velo: Tan lejos pero tan cerca” producido en 2016por jóvenes estudiantesde la Universidad Estatal de Morgan, EE.UU y la Facultad de Comunicación de La Habana.

image
Momento de la visualización del Documental "Detrás del velo: tan lejos pero tan cerca"

 

El 17 de diciembre de 2014, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama dieron un giro radical a las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Dos años después, la actual administración norteamericana se ha propuesto obstaculizar la normalización de esos vínculos, al punto de fijar nuevas restricciones de viajes de los ciudadanos de ese país hacia la Isla y recrudecer el bloqueo.

Las comunidades académicas de ambas naciones, sin embargo, apostamos y apostaremos al camino del diálogo y del conocimiento compartido. Ese es el credo que compartimos con muchas universidades norteamericanas, entre ellas la Universidad de Morgan y su escuela Global Journalism and Communication, cuyo decano, DeWayne Wickham, también estuvo presente en la inauguración, y comentó sobre las posibilidades del intercambio académico y cultural entre ambos países.

“El audiovisual que hoy presentamos es el primer producto entre nuestra academia y la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Aguardo con agrado los nuevos empeños entre ambas instituciones, una alianzaque puede resultar en incrementado respeto entre todos y profundizar en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”, declaró Wickham.

image
DeWayne Wickham, Decano del Global Journalism and Communication School

 

Otro de nuestros invitados al evento, el profesor Daniel Hallin, también engalanó este primer día de sesión con la conferencia magistral “Populismo, la mediatización de la política y el caso de Trump”.

Al decir de Hallin, el populismo es un estilo de política, no una forma de ideología en particular, pues se puede ser de derecha, izquierda o combinar ambas posiciones. No obstante, el populismo surge cuando se acumulan una gran cantidad de reclamos insatisfechos.

“El caso de Trump no entra dentro de la conceptualización tradicional de populismo, porque en él jugó un papel fundamental las nuevas tecnologías. Si hubiese dependido de los medios tradicionales, Donald Trump no hubiese sido Presidente, recordemos que estos medios proporcionaban una imagen negativa del ahora presidente. Ningún periódico importante apoyó al candidato republicano en sus editoriales, lo que constituyó un hecho sin precedentes en la historia de las elecciones de Estados Unidos.”.

image
Daniel Hallin, Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos. Experto en periodismo, comunicación política y análisis comparativo de los sistemas de medios, con énfasis en Europa Occidental y América Latina.