interaños de cultura

Por Dailene Dovale de la Cruz

Para quien escucha por primera vez: “la copa o la vida”, tal vez piense que estamos en una facultad de locos. Los interaños de cultura son muestra de cuán en serio se toman nuestros estudiantes el tema de la cultura y los niveles de competitividad presentes. Ensayos, estrés, organizadores con cara de no-duermo-hace-mucho, todo para brindar una gala de calidad donde se luzcan los universitarios con dotes artísticas.

Dedicado a los 95 Años de la Federación Estudiantil Universitaria y los 290 de la Universidad de la Habana, los interaños de este curso contaron con la presencia de Damaris Gómez, Adis Cárdenas y José Despame miembros de extensión universitaria quienes además se desempeñaron como jurados.

Música, danza, baile, Artes Plásticas, fotografías, audiovisuales y literatura convergieron en un espacio donde se premió la aptitud y la actitud hacia el arte. Se presentaron muchos: el Duo Folclórico, Danza Extremo, The Pack e incluso representantes de la Universidad Nacional de Costa Rica.

Pero más allá de la gala. ¿Qué representan los interaños? “Encontrar a todo el mundo que le gusta bailar, cantar. Es un momento para compartir y conocer nuevas personas con intereses similares a los tuyos” así dijo Danae Bauza (3 ero CI) una de las bailadoras más conocidas de la facultad.

Para otros representan prácticamente su vida o la oportunidad de darse a conocer en su entorno más cercano. Según Johana Villafranca, responsable de la cultura en nuestro secretariado de la FEU Los interaños juegan un papel muy importante. “Tratamos de priorizar a los muchachos de primer año, a quienes se sienten con la capacidad de cantar y bailar, para que lo demuestren. Es una alternativa para depurar la presentación final en el festival universitario. Se descubren nuevos talentos y se reafirman otros”.

Sobre el proyecto cultura comenta que casi todo cambió este año. “Ahora hay que trabajar mucho más. Ahora proyecto cultural y comunitario entran como una sola evaluación, eso nos quita puntos porque ya no concursamos como dos proyectos diferente”.

Tenemos grandes artistas aficionados pero no es suficiente. Hay que trabajar en proyectos en intercambio con otras facultades, además de las actividades centrales como el Full y los ideartes, esas será la clave, refirió Johana como los principales retos para traer la copa.

Aunque en teoría Periodismo ganó, resultó beneficiado todo el movimiento artístico de FCOM. Quizás para quien escuche por primera vez el eslogan resulte extrema la entrega del estudiantado, pero después de notar el interés, las energías y hasta el sudor entregado en la carrera hacia la copa descubre el “secreto” más que locura es el profundo amor a la facultad lo que mueve el sacrificio.

Todas las imágenes de estos interaños ya subidas a nuestra Galería Interaños de Cultura 2017