elecciones feu 2018

Este septiembre estamos llamados a renovar nuestro secretariado de la Federación Estudiantil Universitaria, un ejercicio que debe ser asumido con seriedad y compromiso si queremos preservar los altos estándares alcanzados, reconocidos incluso a nivel de Universidad.

image

Hablar del protagonismo de la FEU resulta menesteren cuando se habla la vida feconiana. Sin dudas, en nuestra gran casa, el rol de esta organización va más allá de velar por el cumplimiento de los reglamentos, lo cual no quiere decir que nos sintamos conformes. Debemos continuar en la búsqueda de una FEU sólida, aglutinadora y activa, con la suficiente capacidad de demandar los derechos del estudiantado, organizar actividades de cualquier índole y movilizar a los participantes, dirigir procesos, así como velar por que el tiempo universitario sea disfrutable y disfrutado, pero también útil.

En ese sentido aún nos queda camino por recorrer y a esa meta debemos enfocar nuestras miradas este septiembre.  Todos tienen una voz, pero hay que saber llegar a quien no habla muy alto, para  que las memorias de la facultad no se escriban con mil fotos donde aparecen las mismas veinte o treinta personas. Queda como reto identificar mejores métodos para que la comunicación fluya y la participación en actividades y  proyectos de la facultad sea más amplia y espontánea, más inclusiva.

De esta forma, no veremos a nuestros dirigentes de reunión en reunión o de evento en evento, sino que sabremos qué hacen por nosotros, cuáles de nuestras preocupaciones han tramitado ya, qué se está cocinando en materia extensionista.

Sea también el proceso eleccionario, más que una garantía de continuación, una plataforma para mejorar, y llevar a nuestra FEU a un nivel  superior. Seamos todo parte de este proceso:  LA DECISIÓN ES TUYA Y POR TI.

 

image