Voluntarios universitarios en la residencia estudiantil del reparto Bahía

Fotos: Liané Lazo, estudiante de  2do año de Comunicación Social

«Fui porque sentí que allí era donde tenía que estar, donde quería estar ayudando al país. La experiencia en equipo fue genial. Queríamos quedarnos en el centro y seguir trabajando porque voluntad nos sobraba». Estas no son solo las palabras de nuestra estudiante Liané Lazo, sino la de todos los jóvenes voluntarios que combatían la COVID-19 en el centro de aislamiento habilitado en la residencia estudiantil del reparto Bahía.

Las terapias de grupo después de cada jornada laboral los hicieron unirse cada vez más. Su dinámica de trabajo se convirtió también en la posibilidad de crear una nueva familia. Los primeros días sin pacientes les despertaron sus ganas de trabajar, de ayudar, de estar en la zona roja, "la caliente", como cuenta la propia Liané.

Sobre lo vivido esos días Liané nos cuenta en estas fotos que son fiel retrato de la ayuda y el humanismo de nuestros jóvenes universitarios.

voluntarios universitarios en residencia del reparto Bahía

La residencia Bahía se convirtió, desde el pasado marzo, en un centro de aislamiento para pacientes sopechosos

voluntarios universitarios

Lo cotidiano para los voluntarios es limpiar, recoger la ropa sucia y distribuir las comida

voluntarios UH residencia Bahía

Los guantes son imprescindibles como medida de protección

mensaje residencia Bahía voluntarios

Los pacientes que pasado por el centro dejan, a su manera, un mensaje de agradecimiento para el personal de salud y los voluntarios

trabajo voluntarios universitarios Bahía lucha coronavirus Cuba

El trabajo en el pantry es una de las tareas que realizan nuestros voluntarios

voluntarios universitarios lucha coronavirus Cuba

El equipo del que nuestra estudiante Liané formó parte formó una familia durante sus días como voluntarios

Volunatrios universidad lucha coronavirus Cuba