Miriam Nicado

Por Raúl Escalona Abella, estudiante de tercer año de Periodismo.

Así fue, la primera rectora de la Universidad de La Habana en 290 años de historia, Miriam Nicado García, visitó nuestra Facultad. Llegó riendo, y así se mantuvo casi todo el tiempo mientras pasaba, guiada por nuestro decano Raúl Garcés Corra, por cada uno de los espacios de esta sede.

Impresionada y cercana se sintió su presencia. La nueva rectora sabe que la Universidad se debe a sus estudiantes, a sus facultades, a sus trabajadores, y estar cerca de ellos parece ser la línea que conducirá su trabajo.

En el recorrido, Fcom mostró su modernidad. El laboratorio de radio y televisión, joya de nuestra corona – como reconoce el decano - , inició su visita. Luego pasó a la biblioteca, la cafetería, los laboratorios, en fin, Fcom se colmó de su presencia.

La Facultad de Comunicación es otra, los nuevos no lo notamos, pero escuchar al decano narrando las transformaciones de estos cinco años hace que uno se impresione. No podría decir si la Dra. Nicado  lo percibió así, pero creo que en la mirada del Dr. Garcés estaba el orgullo, infinito y creciente, por este colectivo de profesores y estudiantes de cinco años.

Quizás no necesitemos más razones para decir que la Dra. Nicado se sintió a gusto en esta casa. No lo digo para alzar un panegírico ridículo e innecesario de Fcom; tampoco guía mi criterio un chovinismo universitario. Lo dijo ella: “Esta es una facultad hermosísima, que tiene un inmenso potencial para contribuir al desarrollo del país y curar la imagen de Cuba en las redes”.

No hubo palabras de cierre, no hubo final, sino pausa. Porque la generación de ideas no acaba, la gestión de los proyectos no se detiene, la superación constante de estudiantes, profesores y profesionales no termina, sino que continúan su camino hacia nuevos horizontes. Fcom es casa, es puerta del desarrollo.