la neurona deportiva

Por Raúl Escalona Abella, estudiante de segundo año de Periodismo.

El deporte despierta pasiones, y no tiene que ser practicado para emocionar y divertir, sino que basta con preguntar sobre su historia, mejores exponentes o curiosidades y ya se escucharán casi las mismas expresiones que un tenso partido de béisbol.

Da fe de este criterio lo sucedido en la cafetería de la facultad este pasado martes. Con la lamentable desaparición a última hora de la anunciada simultánea de dominó, comenzó la jornada. Seis equipos, poco público y un cuestionario con las más disímiles preguntas fueron los protagonistas de la tarde. Destacable la participación femenina en el conjunto “La Candela”, integrado por Liz Armas y Aylet Hernández, estudiantes de nuestra facultad, y no concursantes de la Colmena Tv.

En las primeras rondas dominó la representación de la cafetería “El Clásico”, integrada por Carli y Cristian, pero al pasar a una especie de “play-off” con cuatro de los seis equipos, los acumulados volvieron a cero.

Tras cinco rondas de preguntas, protestas, y, sin duda, mucha diversión, el equipo que se hizo llamar “Los Desiguales” (integrado por Juan Manuel 3ro CI y Adrián 1ro P) venció por una diferencia mínima a “Black Power” (Carlos Mauri y Moreno), las reclamaciones llegaron, claro, a nadie le agrada mucho la idea de perder, pero las cuentas estaban claras y se conservaron las amistades.

La neurona regresó a la casa, pero esta vez solo deportiva, y sin la emoción vivida de otros años. A pesar del audio, todo transcurrió casi en la intimidad de los concursantes y el diminuto grupo que rodeó el concurso. A lo mejor no hubo mucha convocatoria, pero los que allí estuvieron la pasaron con una sonrisa constante entre los labios y las neuronas listas en el cajón de bateo.