estudiantes de FCOM en el capitolio

Diego Javier Martín, estudiante de 2do año de Periodismo

Fotos: Pedro Pablo Chaviano

El capitolio de La Habana, sometido a una reciente remodelación, abre sus puertas al público nuevamente. Desde 1929 ha violentado su configuración simbólica, representando desde la hibridación dinámica de las etapas históricas un baluarte de la República, sede de ministerios e instituciones públicas después de 1959 y ahora, específicamente, será asignado el palacio de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

La magna obra neoclásica, la cúpula avasalladora, el enigma de su diamante, la artesanía de cada columna y salón, atestiguaron, para el tiempo, la visita de un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad de La Habana. Allí retumbaron los ecos de sus pasos, para lo que devengan en el tiempo, junto a los de figuras cubanas famosas y comunes, que integran el caleidoscopio colosal del gran otro que es la historia, una maquinaria integradora de todas las piezas, grandes y pequeñas, que confluye a un derrotero siempre incierto, el futuro.

Y como una revolución es la brega constante entre el pasado y el presente, las nuevas generaciones recorrieron el estandarte de la historia, que quedará en pie mucho después de cerrarse el camino tras sus pasos, para que el segundo año de periodismo de la facultad de comunicación dejara registrado su presencia, más cálida cuanto más conocedora.  

Otras fotos del recorrido

image

 

image

 

image

 

image