Primer aniverario Cátedra ICD

Por: Laura Serguera Lio, Estudiante de Periodismo

La Cátedra de Información y Comunicación para el Desarrollo (ICD) arriba a su primer cumpleaños. Muchas son las metas que tiene por delante aún, pero en el momento de su aniversario queremos celebrar los objetivos cumplidos y la labor que durante doce meses ha llevado a cabo este equipo de trabajo que apuesta por un mundo mejor cada día.

Un viaje en el tiempo

Transcurría el año 2009, el Plan de Estudios D, –hoy obsoleto–, recién empezaba a implementarse en la Facultad de Comunicación (FCOM) y, entre sus novedades, añadía una disciplina que buscaba superar la perspectiva empresarial y la visión instrumentista con la que se impartía la licenciatura en Comunicación Social (CS).

Comunicación y desarrollo surgía como una manera de preparar a los estudiantes para atender asuntos relacionados con la construcción social de sentidos y la solución de conflictos.

“Intentaba agrupar varios campos que habitualmente quedan fuera de nuestros planes de estudio como la comunicación comunitaria, la comunicación alternativa, la comunicación de minorías, de determinadas agendas emergentes, etc. Además, brindaba la posibilidad de analizar temas de desarrollo y el papel de la información y la comunicación como plataformas transversales a la gestión de este”, refiere el Doctor Raúl Garcés, presidente de la cátedra ICD y decano de la Facultad.

La creciente actividad académica relacionada con esa materia y el aumento de solicitudes para que FCOM trabajara temas asociados o apoyara proyectos afines fueron los catalizadores, algunos años después, de la idea de crear la Cátedra, recuerda la Máster en CienciasTania del Pino, coordinadora ejecutiva de esta.

La Facultad fue vista como una institución con capacidad para involucrarse en cuestiones de desarrollo y comenzó a colaborar con el sector de la salud, organizaciones medioambientales, proyectos socioculturales, entre otros. Para dar respuesta a las necesidades planteadas era imperativo abordarlas desde un enfoque interdisciplinar articulando las tres carreras.

Así, se consolidó un grupo de trabajo investigativo que contó con colaboraciones de profesores y estudiantes de Ciencias de la Información (CI) y Periodismo. “El escenario estaba dado para que tuviéramos una figura que nos ayudara a organizarnos mejor y que respaldara este trabajo”, continuó del Pino.

Así llego el 2015, año en el que se iniciaron los trámites para la aprobación de la cátedra por parte de la Universidad de La Habana. Finalmente, el 28 de febrero de 2017 quedó fundada en el Aula Magna de la casa de altos estudios la Cátedra de Información y Comunicación para el Desarrollo.

 

¿Realmente era necesaria?

imageWilly Pedroso, coordinador de proyectos y cooperación interinstitucional considera que “la inauguración de la cátedra ICD formalizó un movimiento que ya venía gestándose en FCOM pues, como el equipo de trabajo era bastante estable funcionaba con una dinámica de cátedra antes de la conformación de esta”.

Sin embargo, Pedroso reconoce que tras la fundación se abrieron posibilidades de convocatoria y otros actores han percibido de un modo organizado la labor desarrollada, lo cual resulta vital para dialogar a nivel institucional.

La creación de la Cátedra “ha contribuido de manera decisiva a la legitimación del campo académico y práctico de la comunicación para el cambio social”, refirió el Máster en Ciencias Luis Alain de la Noval, coordinador de información y comunicación.

Por su parte, el Doctor en Ciencias Yunier Rodríguez, coordinador de investigación, explicó que con la constitución de la cátedra se fortaleció la concepción y la dinámica de la gestión de los proyectos, mediante cambios realizados en la organización del trabajo. Además, aseguró que este evento aumentó el sentido de pertenencia con FCOM y con los campos de conocimientos de sus miembros.

“La cátedra es un espacio articulador de intenciones, de resultados científicos, de potencialidades futuras. Dota de una mirada estratégica, otorga visibilidad, da la posibilidad de articular proyectos con otros existentes en entornos externos. Nos ha permitido estar en mejores condiciones para dialogar con diversas instituciones y núcleos de investigación con los que podemos trabajar y asumir de manera coordinada las prioridades de desarrollo”, afirmó Garcés.

 

Bitácora de trabajo

Al cierre de su primer año, la cátedra ha estado inmersa en varias líneas de trabajo de diferentes índoles. Así lo atestigua el Informe de la Cátedra de Información y Comunicación para el Desarrollo. Curso 2016-2017.

En el plano organizativo destacó su rol junto al Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello en la preparación del II Taller de Comunicación y Cultura, dedicado al eje temático “Comunicación, información y desarrollo local en Cuba”, celebrado en abril pasado. Asimismo, coordinó el curso “La gestión de proyectos infocomunicacionales”, que de junio a octubre últimos sesionó en FCOM.

 

image
Curso de gestión de proyectos Infocomunicacionales. Sesión del dia 17 de octubre de 2017 con la Dra. Mayra Espina

 

Vale destacar especialmente en este apartado la organización de la VIII edición de la Feria de Experiencias en Información y Comunicación para el Desarrollo Caleidoscopio, que en esta ocasión con el tema “Cultura de la participación”, se desarrolló, por primera vez desde su surgimiento, a lo largo de tres días

Por otra parte, vinculada con el área de coordinación académica y de investigación, la cátedra preparó y publicó textos que visibilizan la producción científica de la Facultad. Es el caso, por ejemplo, del texto Comunicación, información y cambio de mentalidades. Nuevas agendas para un nuevo desarrollo en Cuba, el cual compila el pensamiento de más de diez autores de FCOM en torno a temas relacionados con la interdisciplinariedad de la información y la comunicación y su modo de tributar al desarrollo.

 

image
Libro Comunicación, información y cambio de mentalidades. Nuevas agendas para un nuevo desarrollo en Cuba

 

Por último, la cátedra ICD se mantuvo activa en la gestión de proyectos institucionales y la colaboración con otros externos con temáticas afines.Entre los proyectos liderados por la Cátedra se encuentran Enredes, Gestión de conocimiento y fortalecimiento de capacidades para la implementación de la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (PADIT), Manglar vivo y Conectando paisajes. También se les brindó acompañamiento a Escaramujo, Bibliotecas Pública y Comunidad y Espejuelos para el género e INFOGEO, por solo mencionar algunos ejemplos.

A un año

“Me ha aportado una visión de la gestión de proyectos que no se aprende en los libros, he tenido la posibilidad de ver cómo trabajan organismos de cooperación internacional y cómo se promueven agendas en la gestión ambiental. También he tenido la oportunidad de estar en equipos multidisciplinarios. Pero, lo más importante es que he conocido realidades de Cuba que suelen estar estigmatizadas”, declaró Pedroso, quien afirma estar contento, pero no satisfecho, pues apuesta por lograr una mayor producción, con más alcance.

Claudia Torres, estudiante de 4to año de CI explicó que el trabajo con la Cátedra y específicamente las investigaciones vinculadas al proyecto Enredes le han resultado enriquecedoras en el plano profesional, pues han constituido una manera de aplicar habilidades y competencias adquiridas en la carrera, fundamentalmente en lo referente a la arquitectura de información.

Mientras, para Alain de la Noval la labor ha significado ganar más sensibilidad hacia las necesidades de nuestra sociedad y un mayor compromiso con el reconocimiento de que la comunicación constituye un derecho.

“Los aportes que la Cátedra me ha hecho son muchos, pero se pueden resumir en la forma en que estamos concibiendo la investigación en la Facultad, y cómo la estamos materializando, con problemas y oportunidades, como parte de un aprendizaje continuo”, concluyó Yunier Rodríguez.

Mirando hacia el futuro

A pesar de los satisfactorios resultados obtenidos, siguen siendo altas las metas que se imponen los gestores de la cátedra. “Lo principal es mantener lo que nos hemos propuesto y conseguido: un trabajo serio y sostenido en la gestión de proyectos dentro de la Facultad y fortalecer la línea de investigación, información y comunicación para el desarrollo con resultados contundentes a partir del trabajo de la Cátedra y los proyectos”, dijo Tania del Pino.

Entre las intenciones para el siguiente período proyectó articular más la ICD con otras cátedras de FCOM, fortalecer la relación con actores que puedan estar interesadas en formar parte del colectivo, pensar una estrategia de trabajo sostenida y ganar visibilidad logrando sumar a miembros externos: académicos, activistas, trabajadores sociales, etc.

En este aspecto coincidió Garcés, quien expresó que el mayor reto es aumentar la visibilidad de la Cátedra hacia afuera y producir conexiones que permitan relacionarla con otras redes, colectivos científicos y espacios de investigación, que permitan tener resultados de mayor alcance e impacto. “Dentro de FCOM la Cátedra de Información y Comunicación para el Desarrollo es uno de los espacios que ha obtenido más resultados en más breve período de tiempo, pero no debe olvidarse que todo punto de llegada es un punto de partida”.